15 conceptos clave para entender mejor las tarifas eléctricas de tu empresa

enero 15, 2020 11:41 am Publicado por Deja tus comentarios

Las tarifas eléctricas corresponden a las diferentes formas en las cuales una compañía aplica los cobros a sus clientes regulados, tanto por concepto de consumo de energía como por demanda. Se rige por períodos de un año y, terminando dicho periodo, el cliente puede optar por mantener o modificar de acuerdo a su conveniencia.

Las tarifas relacionadas al consumo de energía eléctrica dentro de tu empresa son la primera herramienta para poder gestionar y controlar el consumo de esta. Entenderlas es el primer paso para poder ahorrar y llegar a ser eficientes y conscientes en su consumo. Por ello, resulta importante mantener un registro sistemático y actualizado de cada uno de los cobros que se estipulan en una factura.

A pesar de lo que comúnmente podría creerse, comprender las tarifas eléctricas es más sencillo de lo que parece. Solo es necesario conocer a qué se refiere cada concepto y tener en cuenta el tipo de tarifa que se ha elegido. ¿Conoces todos los cobros asociados a tu factura eléctrica? Primero debes entender los siguientes conceptos:

1. Energía activa y reactiva

La energía activa es aquella que puede ser transformada en otro tipo de energía, como la térmica o la mecánica. En una tarifa eléctrica se mide en kilowatt hora (kWh).

Por antonomasia, la energía reactiva sería aquella que no puede ser transformada en otro tipo de energía y que se utiliza para motores eléctricos y transformadores. Se mide por kilovolt-ampere reactivos en una tarifa eléctrica (kVAr).

2. Factor de potencia

Es un indicador del consumo de energía reactiva respecto de la energía activa de una misma instalación. Se conoce normalmente por las siglas FP o cos (phi). Cuando el consumo de energía reactiva es nulo, el FP alcanza su valor máximo e igual a 1, mientras que cuando los consumos consumos de energía reactiva se elevan, su valor es más cercano a cero.

3. Energía aparente

Correspondería al producto entre la corriente y tensión de suministro, es decir, cuociente entre la energía activa y el factor de potencia. Se mide en Volt-ampere [VA].

4. Potencia

Cantidad de energía requerida en una unidad de tiempo. Se mide en kilowatt [kW] y en la tarifa se asocia a la capacidad de un empalme.

5. Demanda

Es utilizada en términos tarifarios y se refiere a la demanda máxima de potencia promedio en un periodo de 15 minutos. Su unidad de medida es el kilowatt [kW].

6. Potencia Instalada

La suma de la potencia en kW de todos los equipos existentes en la instalación.

7. Factor de carga

Relación entre la demanda media y la demanda máxima ocurrida en un periodo de tiempo definido.

8. Horario punta

Periodo definido entre las 18 y 23 horas, que se aplica durante los meses de abril a septiembre. Este periodo se llama “horario punta” por su alta demanda a nivel país, por lo que los precios son más elevados.

9. Horario fuera de punta

Todo horario que no sea considerado hora punta. Durante estos periodos, el costo de la demanda es considerablemente menor al de horas punta.

10. Límite de invierno

Medida implementada para regular el aumento del consumo de electricidad que ocurre en los meses de invierno. Es aplicado usualmente solo a clientes residenciales.

11. Clientes regulados y no regulados

Los clientes regulados son aquellos a quienes las tarifas se fijan de acuerdo al Decreto Supremo 385. Pueden optar a cualquiera de las opciones tarifarias que más adelante se explican. Un cliente es regulado cuando la potencia conectada es inferior o igual a 2.000 kW.

El cliente no regulado o libre, en cambio, son todos aquellos que tienen una potencia conectada superior a 2.000 kW. Pueden negociar sus precios de energía y demanda directamente con la compañía generadora de energía eléctrica.

12. Baja tensión (BT) y alta tensión (AT)

Baja tensión se le llama a la distribución de energía eléctrica que se realiza a una tensión menor a 400 V. Alta tensión, por su lado, refiere a la distribución de energía eléctrica que se realiza a una tensión superior a 400 V.


Con estos conceptos definidos, es posible entender ahora la primera clasificación de las tarifas eléctricas, que refieren a la tensión de distribución. Existen 4 opciones tarifarias tanto para las tarifas AT como las BT:

13. BT1

Opción de tarifa disponible solo en baja tensión. Los clientes con esta tarifa cuentan con un medidor simple de energía y solo podrán optar quienes estén en baja tensión con una potencia conectada. El cliente tiene los siguientes cargos:

  • Cargos por la energía consumida (energía activa).
  • Cargo fijo (el cual es independiente al consumo y se aplica incluso si el consumo es nulo).
  • Cargo único (por concepto de uso del sistema troncal, y se determina como una proporción del consumo de energía).
  • Cargo por energía adicional de invierno (límite de invierno).

14. BT2 y AT2

Independiente de la tensión a la cual se suministre la energía, estos clientes pueden contratar libremente una potencia máxima con la distribuidora, la cual regirá por un plazo de 12 meses. Los cargos son los siguientes:

  • Cargos por la energía consumida.
  • Cargo fijo.
  • Cargo único.
  • Cargo por potencia contratada.

15. BT3 y AT3

Esta opción tarifaria, sea en alta o baja tensión, involucra la demanda máxima leída, aplicándose los siguientes cobros:

  • Cargos por la energía consumida.
  • Cargo fijo.
  • Cargo único.
  • Cargo por demanda máxima, correspondiente al valor mayor entre los siguientes casos:
  • La demanda máxima a cobrar corresponderá al valor más alto entre la demanda máxima leída del mes, y el promedio de las dos más altas medidas en los meses que contengan horas punta dentro de los últimos 12 meses.
  • 40% del mayor de los cargos por demanda máxima registrado en los últimos 12 meses.

16. BT4 y AT4

Esta opción se subdivide en 3:

  • BT4.1 y AT4.1, con cargos por la energía consumida (energía activa), cargo fijo (independiente al consumo y se aplica incluso si el consumo es nulo), cargo único (por concepto de uso del sistema troncal, y se determina como una proporción del consumo de energía), cargo por demanda máxima contratada en horas punta, cargo por demanda máxima contratada.
  • BT4.2 y AT4.2: en esta tarifa se consideran los siguientes cobros por la energía consumida (energía activa), cargo fijo, cargo único, cargo por demanda máxima leída en horas punta, cargo por demanda máxima contratada.
  • BT4.3 y AT4.3: en esta tarifa se consideran los cobros por la energía consumida, Cargo fijo, cargo único, cargo por demanda máxima leída en horas punta, cargo por demanda máxima suministrada.

¿Comprendes mejor tus tarifas eléctricas con estos conceptos? Puedes tener mayor visibilidad de tu gasto eléctrico con Wenu Radar, la plataforma web privada facilitada por Wenu Work que digitaliza los consumos de electricidad en tu empresa, para facilitar la toma de decisiones respecto a la gestión de la energía y de tus activos críticos.

Categorizado en:

Esta entrada fue escrita porDaniel Daniel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 conceptos clave para entender mejor las tarifas eléctricas de tu empresa

15 conceptos clave para entender mejor las tarifas eléctricas de tu empresa
Publicado el 15 enero, 2020 por

Las tarifas eléctricas corresponden a las diferentes formas en las cuales una compañía aplica los cobros a sus clientes regulados, tanto por concepto de consumo de energía como por demanda. Se rige por períodos de un año y, terminando dicho periodo, el cliente puede optar por mantener o modificar de acuerdo a su conveniencia.

Las tarifas relacionadas al consumo de energía eléctrica dentro de tu empresa son la primera herramienta para poder gestionar y controlar el consumo de esta. Entenderlas es el primer paso para poder ahorrar y llegar a ser eficientes y conscientes en su consumo. Por ello, resulta importante mantener un registro sistemático y actualizado de cada uno de los cobros que se estipulan en una factura.

A pesar de lo que comúnmente podría creerse, comprender las tarifas eléctricas es más sencillo de lo que parece. Solo es necesario conocer a qué se refiere cada concepto y tener en cuenta el tipo de tarifa que se ha elegido. ¿Conoces todos los cobros asociados a tu factura eléctrica? Primero debes entender los siguientes conceptos:

1. Energía activa y reactiva

La energía activa es aquella que puede ser transformada en otro tipo de energía, como la térmica o la mecánica. En una tarifa eléctrica se mide en kilowatt hora (kWh).

Por antonomasia, la energía reactiva sería aquella que no puede ser transformada en otro tipo de energía y que se utiliza para motores eléctricos y transformadores. Se mide por kilovolt-ampere reactivos en una tarifa eléctrica (kVAr).

2. Factor de potencia

Es un indicador del consumo de energía reactiva respecto de la energía activa de una misma instalación. Se conoce normalmente por las siglas FP o cos (phi). Cuando el consumo de energía reactiva es nulo, el FP alcanza su valor máximo e igual a 1, mientras que cuando los consumos consumos de energía reactiva se elevan, su valor es más cercano a cero.

3. Energía aparente

Correspondería al producto entre la corriente y tensión de suministro, es decir, cuociente entre la energía activa y el factor de potencia. Se mide en Volt-ampere [VA].

4. Potencia

Cantidad de energía requerida en una unidad de tiempo. Se mide en kilowatt [kW] y en la tarifa se asocia a la capacidad de un empalme.

5. Demanda

Es utilizada en términos tarifarios y se refiere a la demanda máxima de potencia promedio en un periodo de 15 minutos. Su unidad de medida es el kilowatt [kW].

6. Potencia Instalada

La suma de la potencia en kW de todos los equipos existentes en la instalación.

7. Factor de carga

Relación entre la demanda media y la demanda máxima ocurrida en un periodo de tiempo definido.

8. Horario punta

Periodo definido entre las 18 y 23 horas, que se aplica durante los meses de abril a septiembre. Este periodo se llama “horario punta” por su alta demanda a nivel país, por lo que los precios son más elevados.

9. Horario fuera de punta

Todo horario que no sea considerado hora punta. Durante estos periodos, el costo de la demanda es considerablemente menor al de horas punta.

10. Límite de invierno

Medida implementada para regular el aumento del consumo de electricidad que ocurre en los meses de invierno. Es aplicado usualmente solo a clientes residenciales.

11. Clientes regulados y no regulados

Los clientes regulados son aquellos a quienes las tarifas se fijan de acuerdo al Decreto Supremo 385. Pueden optar a cualquiera de las opciones tarifarias que más adelante se explican. Un cliente es regulado cuando la potencia conectada es inferior o igual a 2.000 kW.

El cliente no regulado o libre, en cambio, son todos aquellos que tienen una potencia conectada superior a 2.000 kW. Pueden negociar sus precios de energía y demanda directamente con la compañía generadora de energía eléctrica.

12. Baja tensión (BT) y alta tensión (AT)

Baja tensión se le llama a la distribución de energía eléctrica que se realiza a una tensión menor a 400 V. Alta tensión, por su lado, refiere a la distribución de energía eléctrica que se realiza a una tensión superior a 400 V.


Con estos conceptos definidos, es posible entender ahora la primera clasificación de las tarifas eléctricas, que refieren a la tensión de distribución. Existen 4 opciones tarifarias tanto para las tarifas AT como las BT:

13. BT1

Opción de tarifa disponible solo en baja tensión. Los clientes con esta tarifa cuentan con un medidor simple de energía y solo podrán optar quienes estén en baja tensión con una potencia conectada. El cliente tiene los siguientes cargos:

  • Cargos por la energía consumida (energía activa).
  • Cargo fijo (el cual es independiente al consumo y se aplica incluso si el consumo es nulo).
  • Cargo único (por concepto de uso del sistema troncal, y se determina como una proporción del consumo de energía).
  • Cargo por energía adicional de invierno (límite de invierno).

14. BT2 y AT2

Independiente de la tensión a la cual se suministre la energía, estos clientes pueden contratar libremente una potencia máxima con la distribuidora, la cual regirá por un plazo de 12 meses. Los cargos son los siguientes:

  • Cargos por la energía consumida.
  • Cargo fijo.
  • Cargo único.
  • Cargo por potencia contratada.

15. BT3 y AT3

Esta opción tarifaria, sea en alta o baja tensión, involucra la demanda máxima leída, aplicándose los siguientes cobros:

  • Cargos por la energía consumida.
  • Cargo fijo.
  • Cargo único.
  • Cargo por demanda máxima, correspondiente al valor mayor entre los siguientes casos:
  • La demanda máxima a cobrar corresponderá al valor más alto entre la demanda máxima leída del mes, y el promedio de las dos más altas medidas en los meses que contengan horas punta dentro de los últimos 12 meses.
  • 40% del mayor de los cargos por demanda máxima registrado en los últimos 12 meses.

16. BT4 y AT4

Esta opción se subdivide en 3:

  • BT4.1 y AT4.1, con cargos por la energía consumida (energía activa), cargo fijo (independiente al consumo y se aplica incluso si el consumo es nulo), cargo único (por concepto de uso del sistema troncal, y se determina como una proporción del consumo de energía), cargo por demanda máxima contratada en horas punta, cargo por demanda máxima contratada.
  • BT4.2 y AT4.2: en esta tarifa se consideran los siguientes cobros por la energía consumida (energía activa), cargo fijo, cargo único, cargo por demanda máxima leída en horas punta, cargo por demanda máxima contratada.
  • BT4.3 y AT4.3: en esta tarifa se consideran los cobros por la energía consumida, Cargo fijo, cargo único, cargo por demanda máxima leída en horas punta, cargo por demanda máxima suministrada.

¿Comprendes mejor tus tarifas eléctricas con estos conceptos? Puedes tener mayor visibilidad de tu gasto eléctrico con Wenu Radar, la plataforma web privada facilitada por Wenu Work que digitaliza los consumos de electricidad en tu empresa, para facilitar la toma de decisiones respecto a la gestión de la energía y de tus activos críticos.