Como internet de las cosas (IoT) se cruza con la sustentabilidad

En 2016, más de la mitad de la población mundial vive en ciudades. Cada año, estas ciudades representan casi el 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero, desechan 250 a 500 millones de metros cúbicos de agua potable y usan el 75% de la energía primaria del mundo (ONU, 2012a, ONU, 2012b). La urbanización seguirá acelerándose con un estimado de dos tercios de la población mundial que vive en las ciudades en 2050, contribuyendo a un aumento del 70% en las emisiones de gases de efecto invernadero y el uso de energía (OCDE, 2016). Para hacer frente a este aumento de la demanda de recursos e infraestructura se requerirán nuevas estrategias. IoT promete transformar las áreas urbanas en “ciudades inteligentes” capaces de utilizar la tecnología de la información para responder a estos desafíos, mejorar la calidad de vida y alcanzar metas de sostenibilidad.
Hoy en día los dispositivos conectados superan a las personas en el planeta en 2: 1. Estas tecnologías facilitan una mejor coordinación y administración de energía, agua y transporte. El software basado en la nube y las redes de sensores ayudan a reducir las cargas ambientales, económicas y sociales aumentando la transparencia, la rendición de cuentas y la gestión basada en datos.

Los sensores de los edificios y hogares gestionan mejor la iluminación, la temperatura y la ventilación, aumentando la eficiencia energética y reduciendo las huellas de carbono. Los sensores en canales de agua proporcionan información sobre disponibilidad y calidad, reduciendo el consumo excesivo de agua y los residuos. Las carreteras incorporadas con sensores proporcionan información sobre los cambios en los patrones de tráfico, permitiendo una gestión más informada del tráfico, ahorrando tiempo para los viajeros y reduciendo los gases de efecto invernadero.

Daniel Santander – CCO en Wenu Work

Leave a Reply

Expositores en: