¿Hay IoT en el futuro de la oficina?

Hoy en día se incorpora cada vez más la tecnología en nuestra cotidianidad, y en ese cambio a lo digital el espacio de trabajo no es una excepción. De hecho, actualmente los objetos conectados se ponen al servicio de las empresas y muchos productos o servicios innovadores parecen claves para mejorar las condiciones de trabajo y la productividad. A largo plazo, esa incorporación de sistemas conectados plantea el problema de la cyber-seguridad, pero al día de hoy la tendencia sigue popularizándose.

La inteligencia artificial se introduce al mundo de la oficina con la aparición de asistentes personales. Es un fenómeno que fascina y asusta a la vez, porque se plantea la cuestión del reemplazo de humanos por robots. Por ejemplo, se predice que el mercado de los asistentes personales se multiplicará por casi 5 hasta el año 2021 [1]. Pero, el uso de esa tecnología aún no ha sido generalizado. La inteligencia artificial todavía no ha demostrado su eficiencia y muchas empresas no tienen los recursos necesarios para invertir en ella.

Las herramientas más populares son aplicaciones y softwares que sirven al trabajo en equipo: planificar un proyecto, agendar reuniones, hacer seguimiento a las ventas, gestionar una reunión, etc. Hoy día, no solamente existen para grandes empresas que pueden invertir en sistemas complejos, sino que también hay muchas herramientas para pequeñas compañías. De las que destacan por ejemplo Slack y Salesforce.

Nuevas tecnologías también permiten ser más respetuoso con el medio ambiente. Por ejemplo, muchas innovaciones en sistemas de climatización o de iluminación hacen que los equipos disminuyan su consumo y de esta manera reducen su impacto. Además, sistemas de eficiencia energética, como Wenu son actores de ese cambio: la tecnología al servicio de la sustentabilidad en la oficina. Reducir su huella de carbono es clave en una situación de cambio climático.

La tecnología no solamente permite fomentar más productividad, sino también se desarrollan productos con el propósito de mejorar el bienestar en el ámbito laboral. Con la creación de espacios de trabajo compartidos, la tecnología nos puede ayudar a reconectarnos con nosotros mismos y garantizar buenas condiciones para todos. Un ejemplo interesante son los audífonos inalámbricos para permitir a la gente eliminar el ruido y así concentrarse mejor en su trabajo. [2]

También, la utilización de sensores ambientales es clave para asegurarse de que el espacio de trabajo sea sano para los trabajadores, datos como la temperatura, el nivel de ruido o humedad son importantes para garantizar esto. Se destaca la empresa francesa NetAtmo en ese terreno.

Así serán las oficinas del futuro: inteligentes, conectadas, con control remoto y con información en línea. El acceso y la gestión de los datos ya permite mejorar condiciones en el ámbito laboral y mejorar la manera de trabajar. [3] [4]

Esas tecnologías permiten resolver poco a poco problemas del mundo profesional moderno. Si algunas parecen ser más de gadget con poca utilidad real, la mayoría de las innovaciones intentan responder a una necesidad y a un problema.

Marie Gouasmi – Comercial en Wenu Work

[1] https://www.capital.fr/entreprises-marches/le-marche-des-assistants-personnels-virtuels-attendu-a-3-52-milliards-de-dollars-d-ici-2021-1240892 [FR]

[2] https://www.economiadigital.es/tecnologia-y-tendencias/los-5-auriculares-inalambricos-mas-solicitados-del-mercado_533267_102.html [ES]

[2] https://elpais.com/elpais/2017/09/19/escaparate/1505823558_077421.html [ES]

[3] https://www.networkworld.com/article/3235220/internet-of-things/how-iot-is-shaping-the-smart-office-of-the-future.html [EN]

[4] https://qz.com/256041/the-intelligent-office-how-the-internet-of-things-will-revolutionize-your-workplace/ [EN]

 

Leave a Reply

Expositores en: