La importancia de la sustentabilidad para las empresas y el mundo


En la actualidad, en el mundo industrializado se está tomado mayor importancia sobre el impacto en el medio ambiente de los procesos productivos. Todo esto se debe a la urgencia que está tomando el tema, ya que el mundo está comenzando a mostrar cambios importantes por el calentamiento global, con ello, se pueden evidenciar climas más extremos donde inundaciones y sequías son cada vez más comunes en cada temporada y el aumento del nivel del mar producto de la reducción de los casquetes polares; problemas que han ido incrementando en los últimos años, cuyo común denominador es el cambio de temperatura.

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) 16 de los 17 años con mayor temperatura se registraron durante el siglo XXI. En Chile se presenta de diferentes maneras; como la disminución de glaciares, en la zona central, en la cuenca del río Maipo para el año 1979 se registraron cerca de 637 glaciares con una superficie de 421 kilómetros cuadrados y según el último inventario de glaciares de Chile, esta superficie sólo alcanzó 263 kilómetros cuadrados. También se estima que la desertificación del país va en aumento a una tasa de 0,4 kilómetros por año.

Es aquí donde la sustentabilidad (la capacidad de conservar la diversidad y la productividad a lo largo del tiempo) comienza a tener un rol fundamental y nace como una alternativa para comenzar a mitigar las huellas que los procesos productivos modernos dejan al planeta. Hoy, muchas empresas que están conscientes del problema, han comenzado a tomar acciones y están incorporando el concepto sustentabilidad como uno de los pilares de trabajo, como es el ejemplo de Paris y banco BCI que obtuvieron el primer y segundo lugar respectivamente en el Ranking de Sustentabilidad Empresarial PROhumana 2016. Seguramente, muchos de los que aún no incorporan la sustentabilidad en sus organizaciones es por miedo al gasto y a las inversiones asociadas, pero de seguro convertirse en una empresa sostenible a mediano plazo, e incluso al largo plazo, generará mayores beneficios que costos.

La conciencia social respecto al cambio climático ha repercutido en los consumidores y clientes que han desarrollado una preferencia por productos o servicios amigables con el medio ambiente. Según Neilsen Corporation, tomando en cuenta dos productos de consumo con similares características, las ventas del producto sustentable crecieron en un 4% y para el que no lo era solo un 1%. Además, las personas están dispuestas a pagar más por bienes y servicios que estén comprometidos con el planeta sobre todo las nuevas generaciones, tales como los Millennials y la Generación Z, que son quienes han mostrado más interés en el fomento y aplicabilidad de la sostenibilidad.

Por otro lado, no solo el punto de vista del consumidor es importante, sino que el de los empleados también. Los ejecutivos quieren mantener empleados comprometidos y motivados. Para las nuevas generaciones de profesionales, especialmente los Millennials y Post-Millennials, que la empresa esté comprometida con el medio ambiente es un factor determinante para elegir donde trabajar. Los empleados que trabajan en estas empresas se sienten orgullosos y de esta forma están más comprometidos con el trabajo.

Al fin y al cabo lo más importante es cuidar nuestro planeta. Hoy en día varias industrias son cuestionadas por la destrucción y consumo deliberado de recursos naturales teniendo como fin obtener su propio beneficio y sin pensar en las consecuencias futuras. Aún estamos a tiempo de cambiar la mentalidad y ayudar a conservar el ecosistema para beneficiar a las siguientes generaciones, y es por esto que la mayoría de las nuevas empresas están optando por ser empresas verdes o responsables con el medio ambiente, y las más antiguas están iniciando políticas y prácticas de sustentabilidad. Un caso considerable es el de Google, que través de su programa Google Green ha logrado ser neutro de carbono desde el año 2007 y esperan que para finales del año 2017 el 100% de la energía de sus operaciones provenga de energías renovables.

Además, al realizar prácticas de sustentabilidad en sus líneas de trabajo es posible ahorrar costos mediante la inclusión de fuentes de energías renovables, la construcción de oficinas verdes, incorporando programas de reciclaje y monitoreando consumos operacionales para descubrir posibles ineficiencias y solucionarlas. Un ejemplo de ahorro de dinero mediante políticas de sustentabilidad es el de Walmart, que a partir del año 2005 comenzaron a actualizar su flota de transporte por camiones más eficientes y sustentables, resultando en un ahorro cercano a los US $1.000 millones en costos de transportes hasta el año 2015.

Ahora, pensando en la empresa a la que perteneces, ¿están haciendo realmente todo lo que está a su alcance para ser sustentables? Comprométete por el planeta y su futuro, da el primer paso, y responde felizmente sí. 

Clemente Norambuena

Leave a Reply

Expositores en: