Eficiencia Energética, solo tienes que creer


El escepticismo es una característica propia del ser humano; la frase “ver para creer” es utilizada de manera recurrente, y generalmente cuando no vemos algo con nuestros propios ojos, es difícil de digerir.

¿Qué vemos hoy? Una cantidad innumerable de señales; de que como personas, consumimos más y más. Hemos generado la necesidad de tener el mejor televisor, el mejor celular, el mejor computador y por qué no decirlo, la mejor empresa. Pero, ¿qué define a la mejor empresa?. Esta pregunta abierta puede ser respondida de diferentes maneras. Lo que suele aparecer en primera instancia es la dimensión económica: márgenes de contribución en los servicios o productos que entregamos, menores costos, mayores precios, etc. En esta constante búsqueda de resultados positivos y cuentas alegres, aparece la productividad, definida como la relación entre la cantidad de productos obtenida por un sistema productivo y los recursos utilizados para obtener dicha producción.

Cuando hablamos de recursos, podemos listar varios, pero ahora me concentraré en dos: El recurso humano y el natural. Estos dos se entrelazan, cruzan, conviven y sin duda, se deterioran y gastan con el paso del tiempo. El recurso humano, sin duda, es el más importante en cualquier organización. Hace la diferencia, desarrolla y se desarrolla, crea cultura y provoca que el resto de los recursos, en este caso el natural, sea mejor o peor utilizado.

La electricidad puede ser generada a través de recursos naturales no renovables y renovables, convencionales y no convencionales. Lo que es indudable, es que deja su huella y ésta es la de carbono y de otros gases de efecto invernadero (GEI). Incesantemente lanzamos a la atmósfera partículas de CO2, responsables en gran parte del calentamiento global y cambio climático. La solución entonces, está en nuestras manos.

Me imagino has escuchado la frase “lo que no se mide, no se gestiona”. Frase cliché, muy asertiva.  Entonces, la pregunta de cajón ¿mides qué tan eficiente es tu empresa en su consumo energético? La experiencia nos cuenta que pocos lo hacen. Hoy, las empresas migran hacia una operación “full electric” pensando en una mayor eficiencia operacional, pero existe un amplio desconocimiento acerca de cómo se ocupa la electricidad, las tarifas existentes, se hacen mediciones manuales, generales y por supuesto, el factor humano tampoco ayuda, teniendo colaboradores con bajo compromiso hacia el consumo eficiente.

Wenu Work, es una Startup certificada B, que a través de sensores IoT mide los consumos energéticos de una empresa, desagregándolos hasta nivel de equipo o máquina. Los datos rescatados son desplegados en distintas plataformas web, lo que permite gestionar estos en conjunto con colaboradores, de manera sencilla. Esta tecnología innovadora es poca invasiva y disruptiva, lo que la hace altamente atractiva para el mercado.

Y tú, ¿ya decidiste creer?

Benjamín Castro Wainberg – Subgerente Comercial de Wenu Work

Leave a Reply

Expositores en: